Resoluciones para el empresario

Mientras escribe su lista de resoluciones personales este Año Nuevo, tómese un minuto para pensar en su papel como propietario de un negocio. Eso es correcto. Las resoluciones de año nuevo no son solo una excusa para seguir escribiendo perder cinco libras todos los años Es un buen momento para detenerse y evaluar lo que desea mejorar sobre su rol como propietario y su negocio.

  • Sea más amable con sus empleados. Sí, este se extiende mucho más allá del lugar de trabajo, pero en serio, ¿está tratando a sus empleados de la forma en que merecen ser tratados? ¿Escuchas sus preocupaciones, comentarios y comentarios? ¿Eres accesible? ¿Reconoce sus esfuerzos y contribuciones a su negocio?
  • Sé más amable contigo mismo. Los dueños de negocios son responsables de tanto, y es muy fácil derribarlo. No lo hagas Este año practica el arte de la gracia y asegúrate de no castigarte por cada error o decisión fallida.
  • Revisa tu presupuesto. Es hora de reunir todo para los impuestos y revisar sus gastos. ¿Gastaste demasiado en algunas categorías y muy poco en otras? Al igual que evaluar sus finanzas personales, ahora es un buen momento para verificar los gastos de su negocio y hacer ajustes y pensar en inversiones de crecimiento.
  • Establece algunos objetivos realistas. Eso es correcto. Realista. Sí, todas las empresas quieren ganar millones y millones de dólares, pero para muchas pequeñas empresas esa no es la realidad. En su lugar, establezca pequeñas metas manejables que lo inspiren a usted y a sus empleados. Tal vez quiera tener un día en el que realice más de $ 10,000 en negocios o tal vez quiera firmar dos nuevos contratos en enero. Elija cosas que se puedan lograr con un poco de trabajo extra.

  • Sepa cuándo necesita ayuda. ¿Sabías que los dueños de negocios no pueden Realmente ¿Hazlo todo? A veces tiene que admitir que no puede hacer algo, incluso si le costará dinero que alguien más lo haga. Si no sabe cómo desarrollar una aplicación, por ejemplo, siga adelante y pague a alguien. La cantidad de tiempo que dedicará a investigar, frustrarse y, finalmente, darse por vencido es mucho más costoso que el costo de un desarrollador. Admitir sus debilidades es una parte importante de ser dueño de un negocio.

Ser un buen dueño de un negocio significa reevaluar y hacer cambios. El año nuevo es el momento perfecto para hacer eso. Usted y sus empleados regresarán a un año mejor pensado y a un nuevo jefe.

¿¡Por qué esperar!? Empecemos

Solicitar presupuesto El | [setmoreplus link class = ”btn btn-info btn-lg”]

También entregamos artículos de Hub directamente a su bandeja de entrada, ¡GRATIS!